Artículo: Los profesores estrenan la Lomce este curso sin saber cómo aplicar la ley

Los profesores estrenan la Lomce este curso sin saber cómo aplicar la ley

image

“Es el caos absoluto. No sabemos qué va a pasar este curso, a los profesores no les han explicado qué tienen que hacer y están muy molestos”. La apresurada implantación de la Ley Orgánica para la Mejora Educativa (Lomce) por la Consellería de Educación tiene en vilo a los docentes, además de a las Anpas de los centros públicos y concertados de Galicia. “Nos dieron hace poco una charla sobre la aplicación de la nueva ley y cómo hacer las programaciones didácticas, eso es todo”, expone el “tremendo panorama que se avecina” el presidente de la federación de equipos directivos de la escuela pública y director en el colegio Vite de Santiago, José Antonio Pardo. No es solo la premura en la aplicación de la reforma lo que preocupa al profesorado. “Es que no hay una legislación aplicable, solo una ley orgánica publicada en agosto y en Galicia ni siquiera tenemos un decreto que explique qué hay que hacer”, se queja el representante de los directores. “Vamos a actuar en el límite de la ley y no sabemos si lo haremos bien o mal”, expone Pardo el temor generalizado de los docentes.

La consellería que preside Jesús Vázquez aprobó una orden para la aplicación curricular de 1º, 3º y 5º de Primaria, además de la nueva Formación Profesional Básica, “pero no existe un referente superior legal”, explica el representante de los directores el “despropósito” con el que arranca el nuevo curso para detallar a continuación que los profesores han comenzado a enviar correos a los equipos directivos preguntando qué tendrán que hacer. “Están muy enfadados, no saben cómo aplicar esa orden, no les han dicho cómo deben organizar los ciclos”.

El personal docente se enfrenta a un cambio del nivel de competencias de las asignaturas que trae consigo la Lomce —con una materia menos y las otras con nuevos nombres— “y cambia la metodología y la actividad de aprendizaje, pero nadie sabe en qué sentido”, protesta Pardo por la ausencia de una regulación específica. “Ni siquiera sobre esto tenemos instrucciones, es de locos”, lamenta, convencido de que comenzarán a llegar de inmediato denuncias de los padres por esta “pérdida de calidad”.

La Lomce se pone en marcha “precipitadamente y en precario” y los directores explican que tienen que atenerse a la ley anterior, la LOE, “de obligado cumplimiento al menos en 2º, 4º y 6º porque no hay una regulación específica”. Todo son incógnitas. El profesorado gallego ni siquiera sabe si se mantendrán los ciclos y el reglamento propio de su adscripción y advierte de que está en el aire la aplicación de la ley del plurilingüismo en la que tanto hincapié ha hecho la Xunta. “La Lomce valora mucho la lectura y las bibliotecas pero lo cierto es que no tenemos en qué apoyarnos porque la consellería ha decidido poner en marcha el nuevo modelo 10 días antes de empezar las clases”, precisa Pardo.

Para el profesorado hay tres datos claves del “deterioro” que supondrá la aplicación de la séptima reforma educativa de la democracia. Tras el recorte que sufrió este personal los años anteriores, las itinerancias (los desplazamientos a distintos colegios que hacen algunos docentes) aumentarán ahora en un 20%, sostiene Álex Portela, profesor en el IES Universidade Laboral de Ourense y secretario de CC OO-Ensino en esta provincia. El mismo recorte de los docentes provoca un “aumento de las afinidades” (profesores no especializados en una asignatura que deben impartirla por similitud a la suya). En el caso de la Universidad Laboral, la supresión de un profesor provisional de Lengua Española contratado durante siete años en el centro obligará a los de Latín y Galego a impartir esa asignatura “con la correspondiente merma del nivel porque no son especialistas”.

El tercer pilar que según Portela se verá afectado es el de la FP. La aprobación de la Formación Profesional Básica, que sustituye a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), el paso previo a la FP para alumnos con dificultad en obtener el título de la ESO, acota el número de centros en los que se impartirán estos estudios profesionales. “Uno de cada tres centros privados-concertados ha renunciado a ofertarlo porque supone escolarizar a alumnos con problemas y ese tercio del alumnado va ahora a la pública, que aumenta en un 40% la demanda y corre el riesgo de convertir en un gueto a estos estudiantes mientras la privada se queda con grupos de élite”.

El diagnóstico lo comparte la confederación de Anpas de colegios públicos de Galicia (Confapa). La presidenta, Helena Gómez, sostiene que la Xunta “no fomenta la FP; aparcan a los alumnos en esa formación básica que solo permite a los estudiantes obtener un título en la empresa en la que se forman. Se trata de que así no computen en la estadística como abandono escolar”. Gómez coincide además con el representante de los directores de colegios públicos en la denuncia de falta de diálogo de la consellería. “Solo se comunica con nosotros a través de los medios de comunicación”. La presidenta de la Confapa sostiene que Educación no responde a ninguna de sus peticiones. La última reclamación no atendida fue la relativa al número de alumnos becados: “Queríamos saber cuántos son pero no nos han contestado”.

El negro panorama que dibujan Anpas, sindicatos y profesores difiere radicalmente de la percepción de Educación. El gabinete de Vázquez no atendió la llamada de este diario pero el conselleiro definió hace unos días el nuevo curso de aplicación de la Lomce como un “año ilusionante”. Vázquez tildó las críticas de los portavoces de los padres y de los sindicatos de “interesadas y partidistas” al tiempo que anunció la inmediata aprobación de los decretos que servirán de guía a los docentes.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/09/06/galicia/1410027424_642634.html