Hasta Siempre Manu…

DSC_5051

Como muchos de vosotros ya sabéis, nuestro entrenador Manuel Hurtado ha recibido una importante oferta de trabajo de New Balance para reforzar la expansión de la prestigiosa firma en España y Portugal.

Ante una oportunidad única como esta, Manuel tiene que trasladar su lugar de residencia a Pontevedra, con lo que lamentablemente, no podrá colaborar con nosotros el próximo año.

Desde esta sección de atletismo, queremos agradecerle su labor a lo largo de estos cuatro años, en especial su esfuerzo, trabajo, dedicación y sobre todo compromiso con el que fue su Colegio, y siempre será su casa.

¡¡ Suerte Huracán !!

Horarios Baloncesto 2014-2015

images (36)

horario

*Faltan los horarios de las infantiles (E.S.O) porque dependemos de las horas que nos facilite la diputación para entrenar en el pabellón.

Horarios Torneo Costa Nova

GRUPO PREBENJAMINES: Ribadeo A, Porto Burela A y Peña Athletic Santurtzi.

GRUPO BENJAMINES: Ribadeo A, Porto Burela A y Peña Athletic Santurtzi.

Campo de juego: MARTÍNEZ OTERO (campo del centro de Foz)

HORARIOS PREBENJAMINES:

Viernes 27, Franciscanos – Ribadeo A, a las 19,45, con hora de convocatoria a las 19,00

Sábado 28, Porto Burela A – Franciscanos, a las 12,45, con hora de convocatoria a las 12,00

Sábado 28, Franciscanos – Peña Athletic Santurtzi, a las 18,30, con hora de convocatoria a las 17,45

HORARIOS BENJAMINES:

Viernes 27, Franciscanos – Porto Burela A, a las 21,15, con hora de convocatoria a las 20,30

Sábado 28, Ribadeo A – Franciscanos, a las 11,15, con hora de convocatoria a las 10,30

Sábado 28, Franciscanos – Peña Athletic Santurtzi, a las 20,45, con hora de convocatoria a las 20,00

Bienvenidos a las noticias del AMPA

Y gracias por aportar comentarios y sugerencias para poder mejorar en lo posible la comunicación entre todos los agentes educativos.

Esperamos que todos los contenidos os sean de utilidad.

10 buenos hábitos que te ayudarán a organizar el estudio de tus hijos

Hábitos para organizar el estudio

 1º.Ten todo el material de estudio de tus hijos reunido en un mismo espacio y lugar, de esta forma será más sencillo tener todo lo que necesitan a mano y no perderán tiempo buscando   cada cosa por un sitio de la casa.
2. Clasifica el material de uso cotidiano de cada uno de tus hijos en un lugar específico solo para ese hijo, puede ser una balda de una estantería, un revistero de cartón, una caja de    plástico…
3. Clasifica el material impreso que tengas por áreas y ciclos, usa un archivador que vayas actualizando constantemente, o revisteros de cartón con etiquetas (ciencias de 4º, lenguaje de 6º, etc.
4. Ten cestas, cajitas, botes, etc., donde los lápices, colores, rotuladores, pinzas, gomas, sacapuntas, encuadernadores, chinchetas, etc., estén clasificados y al alcance de la mano de forma fácil.
5. Dedica cada día un rato a pensar y preparar qué haréis mañana. Tener todo a punto te adelantará mucho el día siguiente.
6. Cada día, al terminar vuestro tiempo de estudio, haz que tus hijos te ayuden a recoger y dejar todo en su sitio de nuevo, así mañana lo podrán volver a utilizar con facilidad.
7. Utiliza un temporizador. Tiene varias utilidades, por un lado sirve para que el niño sepa que solo estará haciendo esa actividad equis minutos si se trata de algo que el niño no disfruta tanto pero tú consideras que es necesario que lo haga, saber que son solo esos minutos y no más les ayuda a concentrarse y sacar adelante esa tarea que saben que tiene un fin cercano. Por otro lado, cada vez que dejes a los niños haciendo solos algún trabajo y tú te vayas a la cocina ponte un temporizador y cada 20 o 30 minutos, cuando suene, ves a ver cómo van, si necesitan ayuda, etc.
8. Revisa cada año que material quedó ya obsoleto para la edad de tus hijos y deshazte de él, regálalo, dónalo, o tíralo si no lo puede aprovechar otro niño ya. Vaciar de material que ya no utilizas tu casa dejará más espacio para ordenar y organizar mejor el que sí usas y para poder adquirir nuevo material que te interese.
9. Lleva control de todo lo que estáis haciendo y de lo que tenéis pendiente en una agenda o planificador. Anotar todo te ayudará a que cubras lo que vayas dejando y a enfocarte en tus objetivos para con el estudio de tus hijos.
10. Programa sesiones regulares en tu agenda para revisar lo que estáis haciendo y cómo y si hay alguna cosa que deseas modificar o hay algo que quieres implementar, etc. La revisión constante de lo que se está haciendo te ayuda a mejorar y a adaptar lo que haces a las necesidades de tus hijos todo el tiempo.

Fuente: http://www.educarpetas.blogspot.com.es

“Todo el Mundo, Alguien, Nadie y Cualquiera”

…Había una vez cuatro indivíduos llamados “Todo el Mundo, Alguien, Nadie y Cualquiera”. Siempre que había algún trabajo que hacer, “Todo el Mundo” estaba seguro que “Alguién” lo haría. “Cualquiera” podría haberlo hecho, pero “Nadie” lo hizo. Al final, “Todo el Mundo” culpó a “Alguien” cuando “Nadie” hizo lo que “Cualquiera” podría haber hecho.

Reunirse con los profesores ¿Sólo cuando las cosas van mal?

Por qué reunirse con los profesores de forma regular

Los profesores comparten mucho tiempo con los niños, ellos conocen muchas cosas tanto buenas como malas del comportamiento de los pequeños y sus capacidades. Para que los niños tengan un desarrollo apropiado es importante que exista un trabajo compartido entre los padres y los profesores, ya que son las personas que más comparten con los pequeños y los pueden ayudar.

Los padres se deben reunir de forma constante con los profesores, porque en muchas ocasiones a los niños les da pena pedir ayuda cuando no entienden un tema o les está yendo mal en el colegio. La idea no es avergonzar a los niños, sino ayudarlos para que desarrollen sus destrezas y condición intelectual.

7 razones porqué reunirse con los profesores de los niños

  1. El proceso de adaptación de los niños al colegio es un poco difícil, esta es una razón de por qué reunirse con los profesores. Ya que entre los dos deben generar que los niños se sientan motivados a asistir a la escuela y aprender muchas cosas.
  2. De igual forma se deben reunir los padres con los niños para poder ayudarlos cuando no entienden algún tema, ya que entre los dos se encargan de proporcionar a los pequeños la confianza que ellos requieren, para avanzar y aplicar el conocimiento proporcionado.
  3. Cuando los niños están entrando a la adolescencia empiezan a adoptar conductas inadecuadas, para poderlos guiar en este proceso es importante reunirse los padres con los profesores, de esta forma se le proporcionar una completa guianza en este proceso.
  4. Otra razón por que reunirse con los profesores es para ayudar a los niños cuando se esté pasando por un momento difícil, entre estos casos se encuentra cuando perdieron algún ser querido o cuando los papas se divorciaron. Si se unen los padres con el profesor acontecimiento es más sencillo de superar.
  5. Ante la pregunta Por qué reunirse con los profesores una de las respuestas es porque en algunas ocasiones los compañeros de la escuela pueden ser muy crueles y causan temores en los niños. Los padres cuando vean reacciones extrañas o que los niños tienen miedos deben acercarse al profesor para saber si algo del colegio causa este temor.
  6. El por qué reunirse con los profesores, no se refiere solamente a cuando los niños van mal, ya que cuando van bien es necesario motivarlos, conocer lo que les gusta, para así fomentar el buen desarrollo de los pequeños.
  7. Si los niños ven que los padres y los profesores se interesan por su bienestar, van a crear lazos de afecto hacia los dos y van a comportarse de la forma adecuada, creciendo de forma integral.

Los niños son personas muy importantes en la familia, ellos requieren de cuidado y de apoyo para poder desarrollarse de forma integral. Las dos personas que se deben preocupar por el cuidado y formación de los niños son los profesores y padres, los cuales deben trabajar conjuntamente en este proceso.

La concentración: Claves para que nuestros hijos se concentren

Uno de los problemas con los que nos encontramos a lo largo del proceso de educación de nuestros hijos es la falta de concentración para realizar determinadas tareas.

La falta de concentración puede darse en diversos contextos: a nivel académico, en el desempeño de labores que suponen un esfuerzo extra por parte del niño/a, e incluso en actividades que se presentan en el día a día y que aparentemente no suponen ningún tipo de dificultad.

La concentración es la clave del éxito para conseguir las metas que nos proponemos. Como herramienta fundamental es necesario explotar esta habilidad solo así nuestros pequeños podrán lograr todo aquello que se propongan.

Un niño/a no puede concentrarse de forma automática, hay que trabajar y desarrollar diferentes capacidades y habilidades para que logre alcanzar la concentración.

Para que exista concentración es fundamental:

  • Un ambiente libre de estímulos innecesarios: ruidos, objetos, colores, olores…
  • Una motivación por el desempeño de la tarea que se quiere llevar a cabo.
  • Un sentimiento de autosatisfacción al valorar los fines o metas conseguidos gracias a la concentración.
  • Un tiempo para descansar

Cómo adultos podemos ayudar a que nuestros hijos alcancen estos cuatro factores de la siguiente manera:

  • Creando un espacio destinado a resolver tareas, un espacio libre de estímulos, puede ser una zona dentro de su propio dormitorio, donde tenga un escritorio, buena luz y pocos estímulos que puedan perturbar su atención (juguetes, ruidos…).
  • Animar al niño/a para que este se implique con la tarea que quiere ejecutar, transmitir motivación. Ayudar a valorar todos los aspectos positivos de la actividad y los beneficios que conseguirá una vez termine la tarea.
  • Recalcar, felicitar, señalar el esfuerzo que el niño/a ha hecho, y ayudarle a comprender que el trabajo que ha realizado ha tenido sus frutos, valorando al mismo tiempo la satisfacción personal que supone haber alcanzado una meta.
  • Es oportuno que exista un tiempo en el cual los niños/as puedan desconectar de todas las actividades y tareas que están llevando a cabo, por ello brindaremos unos minutos de tiempo libre para reemprender la tarea con energía, no podemos pedir a nuestros pequeños que se concentren realizando una actividad el mismo tiempo que nosotros, sencillamente no están preparados, por ello deberíamos proponer cada cuarenta o cuarenta y cinco minutos de actividad, un tiempo de descanso (unos minutos) beber un vaso de agua, ir al aseo, comer algo… todo ello les ayudar a reemprender la tarea con mayor energía.

Por último y como actividades complementarias, que ayudarán a que el niño/a relaje sus tensiones, se valore, aprenda a realizar tareas de forma bien hecha y pausada, podemos ofrecerle:

  • Actividades para quemar energía: son aquellas actividades con las que el niño/a libera gran cantidad de endorfinas, ello le hace sentirse bien, como puede ser la práctica de un deporte.
  • Actividades que ayuden a concentrarse y a sentir satisfacción por los logros obtenidos: juegos de mesa, ajedrez, puzzles, etc…
  • Actividades relajantes que ayuden a evadirse de las presiones y a encontrarse con uno mismo: relajación, técnicas de respiración…
  • Actividades que mejoren la expresión de emociones: el diálogo, la lectura (a través de la lectura los niños/as identifican emociones)…

Alcanzar la concentración, es solo cuestión de persistencia y equilibrio con uno mismo. Los padres somos los que podemos ofrecer las herramientas necesarias para que nuestros hijos se concentren.

Clara Lapeña Abadía. Maestra de Educación Infantil

Rebelión Adolescente. 10 Consejos para manejar la rebeldía.

La adolescencia es una etapa de grandes cambios, supone el paso de la niñez a la vida adulta. Es una etapa complicada y muy especial, llena de cambios físicos, hormonales, cognitivos y madurativos que requiere un proceso de  ajuste psicosocial por parte de los adolescentes. Tienen que adaptarse a los cambios y lo que éstos suponen.

Los cambios y el proceso de ajuste, van a provocar reacciones importantes, la más común y extendida es la rebeldía característica los adolescentes.

 ¿Por qué se rebelan los adolescentes?

  • Esta etapa supone el paso de la niñez a la vida adulta. Durante la adolescencia, estamos en medio de este proceso, ya no son niños pero tampoco son adultos. Esto hace que se sientan fuera de lugar, y no saben cómo responder ante situaciones que son nuevas para ellos. Esto hace que en determinados momentos reaccionen rebelándose.
  • Es un periodo de búsqueda de identidad personal, esto les lleva a rebelarse porque quieren ser ellos mismos. Al mismo tiempo aparece la necesidad de pertenencia. Pertenecer a un grupo les aporta una seña de identidad con la que pueden identificarse y les aporta seguridad.
  • Los padres y madres hacen referencia a la rebeldía de los adolescentes. Y éstos cuando se les preguntan mencionan incomprensión por parte de los adultos. Se sienten incomprendidos y esto hace que reacciones con una actitud rebelde.

¿Cómo podemos manejar la rebeldía adolescente?

Educar a un adolescente no siempre es fácil, manejar los estallidos de rebeldía puede parecer un desafío. No vamos a poder evitar estas actuaciones rebeldes, es importante entender que es natural y es sano para su desarrollo. Si actuamos con paciencia, comprensión y cariño, involucrándonos, siendo firmes con los límites haremos este proceso menos conflictivo.

  1. Escucha al adolescente. Trata de entenderle y saber que es importante para él. Es importante que perciba que le escuchas, que valoras su opinión y punto de vista, y no sólo le impones el tuyo.
  2. Establece unas normas claras que puedes y es conveniente consensuar con ellos. Si decidís entre todos, lo tomaran como un acuerdo y no una norma impuesta desde fuera. Hazle elegir entre varias opciones, para que sientan que están decidiendo.
  3. Hazle cumplir las reglas. Es importante que sepan que es lo que se espera de ellos y que tengan una disciplina.
  4. Dialoga con ellos sobre moral y valores. De esta forma les ayudas a distinguir entre los comportamientos correctos y los inadecuados. Aprenderán a manejar su conducta y ajustar su forma de actuar en determinadas situaciones.
  5. Fomenta el desarrollo del respeto. Para ello sirve de ejemplo, no puedes pedirles respeto y no respetar sus cosas y no tolerar ninguna falta de respeto, ni hacía ti, ni hacía nadie.
  6. Déjale su espacio y sus tiempos para sí mismo. No intentes invadir todo su terreno o tenerle controlado en todo momento. Están haciéndose adultos y necesitan espacio y tiempo.
  7. Fomenta su autonomía y responsabilidad. Para ello déjale hacer las cosas por sí solo. Puedes vigilar pero déjale que asuma sus responsabilidades.
  8. Ante un estallido de rebeldía, mantén la calma y no entres en una lucha directa. Espera a que se relaje y trata de razonar con él en ese momento.
  9. Evita la crítica constante, lo tomara como un ataque. Intenta decirle las cosas buenas.
  10. Establece una comunicación fluida y un clima de confianza. Que se sienta seguro para expresarse y para ser él mismo.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

¿Estás de acuerdo con esta imagen?

educacion