¿Se puede utilizar el Whatsapp para enseñar historia?

¡Pues parece que sí y lo han demostrado en un Instituto de Málaga!

Reproducimos al dedillo una noticia de Verne, El País que nos ha parecido la mar de ingeniosa e interesante:

—————————————————————————————————————————————————————————————————————

La Edad Media en España es un grupo de WhatsApp en un instituto de Málaga

“Oh, cómo nos gusta la península ibérica y el sur de Francia. Queremos quedarnos para siempre”, dicen los visigodos

Los profesores de Historia de los institutos de España pueden contar la Edad Media de muchas formas. La de Juan Naranjo, docente de 34 años en el instituto Las Lagunas (Mijas, Málaga), es una de las más originales. La ha compartido en Twitter y lleva más de 10.000 retuits en poco más de un día desde el viernes.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Se trata de un proyecto de clase que Naranjo ha coordinado con sus 25 alumnos de 2º de la ESO (13 años). Es un grupo de WhatsApp que resume la historia de la Edad Media en la península ibérica. Los alumnos, organizados en ocho grupos, asumían el rol de cada civilización. “Se lo han pasado genial y, además, lo han aprendido de maravilla”, dice Naranjo a Verne por teléfono. Este es el chat completo.

Cortesía de Juan Naranjo

Cortesía de Juan Naranjo

Cortesía de Juan Naranjo

Para los historiadores que estén pensando en que no se menciona a los distintos reinos dentro de Al-Andalus o a los cristianos que permanecieron en parte de la península, cabe recordarles que es un ejercicio de instituto. Además, el nombre del grupo especifica que se trata de la alta Edad Media, es decir, del siglo V al XI. “La Edad Media es muy difícil de estudiar incluso para los adultos. Fue una época muy conflictiva y con mucho movimiento. Te puedes aprender los pueblos, pero las relaciones entre ellos cuestan más. Este grupo de WhatsApp es un resumen sencillo”, indica el profesor.

“Hay un concepto que no terminaba de quedarles claro: piensan que cuando se termina una civilización, todas esas personas se mueren de golpe. Creían que desaparecían todos los romanos con la llegada de los bárbaros, pero con esto han entendido que no es así”, indica. El profesor malagueño quería traducir el medievo español a un lenguaje con el que sus alumnos estén familiarizados, como son los grupos de WhatsApp: “Si no, la parte de los suevos y los francos es difícil pillarla”.

Llevan toda esta semana con este proyecto. “Primero pedí a cada uno que preparase un guion completo sobre la misma idea. Después seleccionamos las que mejor encajaban para lograr el guion definitivo. El viernes, que no era festivo en Málaga, montamos el grupo de WhatsApp y volcamos el guion. Una de las alumnas iba avisando a cada pueblo sobre lo que le tocaba escribir”. Respecto a los nombres, el profesor, administrador del grupo, cambió el nombre de contacto de cada uno.

Naranjo asegura que sus alumnos quieren repetir la experiencia cuanto antes con otro periodo histórico. De momento, ya tiene pensada otra versión para su clase de 4º de la ESO: “Lo vamos a hacer sobre la Guerra de Sucesión”. ¿No será más complicado? “Seguro, pero tenemos mucho salseo con Felipe de Anjou y Carlos II”. Más allá de su empleo, este malagueño también es youtuber: tiene un perfil con 1.500 suscriptores, Juanito Libritos, en el que normalmente habla sobre literatura, entre otros temas.

Profesores con ingenio

En Verne hemos contado muchas estrategias originales de profesores para conseguir que sus estudiantes aprendan más y mejor. Por ejemplo, en enero contamos la historia de un profesor gallego que da clases de baloncesto a sus alumnos a cambio de que lean un libro al mes. En junio hablamos con la profesora mexicana que utiliza Harry Potter para enseñar inglés.

Sin embargo, el caso más representativo que se ha visto en los últimos meses es el de Nico, el dibujo que circuló por toda España a través de WhatsApp. Salió de un instituto de Torrejón de Ardoz (Madrid). El objetivo del proyecto era concienciar a los alumnos sobre la difusión de imágenes en redes sociales. “Quería que vieran lo que puede pasar cuando no tenemos el control de lo que publicamos”, explicó aVerne la profesora que tuvo la idea.

Speak Your Mind